Skip to main content

Dotar a una organización de un data warehouse en la nube significa garantizarle las bases para poder acelerar su transformación digital.

En el actual contexto comercial y productivo, los datos se han convertido en un activo clave. Y con la creciente cantidad de información generada cada día, se ha vuelto crucial para las empresas tener la capacidad de recoger, memorizar y analizar estos datos de manera eficiente.

Tradicionalmente, los data warehouse se implementaban (y en muchos casos, todavía se hace) on-premise, es decir dentro de las infraestructuras IT de las empresas. Un enfoque que hoy tiene rasgos obsoletos y que no puede ser la base para la estrategia futura. Con la llegada del cloud computing, cada vez más realidades empresariales están optando por trasladar sus data warehouse a la nube: y los beneficios son muchos.

 

Escalabilidad y flexibilidad

Una de las principales ventajas de tener un data warehouse en la nube es la escalabilidad. Las plataformas en la nube ofrecen recursos flexibles y permiten a las empresas aumentar o reducir los recursos de cálculo o de archivo proporcionalmente a las necesidades del momento. Esto significa que las organizaciones pueden gestionar picos de carga sin tener que invertir en hardware adicional, garantizando al mismo tiempo prestaciones óptimas.

Además, ofrecen una mayor flexibilidad. Las empresas pueden añadir fácilmente nuevas funcionalidades o integrar nuevas fuentes de datos sin tener que afrontar complejos procedimientos de actualización hardware o software. Esto permite a las empresas adaptarse a los cambios en el panorama empresarial y seguir siendo competitivas.

 

Reducción de los costes y gestión simplificada con un data warehouse en la nube

Migrar un data warehouse a la nube puede conllevar ahorros significativos en los costes. Con los data warehouse tradicionales on-premise, las empresas deben sostener costes elevados para la compra, mantenimiento y actualización del hardware y del software necesarios. Con la nube, estos costes se reducen notablemente, ya que los recursos se gestionan por el provider.

Además, la gestión de un data warehouse en la nube es, en general, más simple respecto a las soluciones on-premise. Los proveedores de la nube, en efecto, se ocupan del mantenimiento y gestión de las infraestructuras subyacentes, permitiendo a las empresas centrarse más en el análisis de datos y en la obtención de insight útiles para el negocio. Es decir, lo que realmente importa para una realidad empresarial cuyo core business no es la gestión de su data warehouse.

 

Accesibilidad y seguridad

Otra razón importante para tener un data warehouse en la nube es la accesibilidad. Con la nube, se puede acceder a los datos desde cualquier parte del mundo o desde cualquier dispositivo con una conexión a Internet. Esto significa que los empleados pueden acceder a los datos en tiempo real y colaborar de manera más eficaz, independientemente de su posición geográfica.

La seguridad es otra consideración fundamental cuando se trata de datos empresariales. Los proveedores de la nube invierten muchos recursos en la seguridad de los datos, implementando medidas avanzadas de criptografía, autenticación y seguimiento para proteger la información sensible. En muchos casos, los data warehouse en la nube ofrecen niveles de seguridad superiores respecto a las soluciones on-promise, permitiendo a las empresas mitigar los riesgos en la gestión de datos.

 

Data warehouse en la nube: por qué elegirlo

Con el continuo desarrollo de las tecnologías de la nube, cada vez más empresas adoptarán esta estrategia para optimizar la gestión de sus datos y seguir siendo competitivas en el mercado global. Según las encuestas de Markets & Markets, el mercado de los data warehouse en la nube tenía un valor de 4,7 billones de dólares en el 2021: en el 2026 habrá crecido hasta 12,9 billones, con un crecimiento anual de un 22,3 %.

Por tanto, son muchas las razones por las que las empresas deben considerar trasladar sus data warehouse a la nube:

  • Las prestaciones son superiores respecto a un data warehouse on-premise
  • Cuesta menos
  • Es posible integrar fácilmente los datos
  • Se habilitan más insights y analytics en tiempo real
  • El tiempo de actividad es más fiable
  • Mejora la colaboración en la empresa

La escalabilidad, flexibilidad, gestión simplificada y accesibilidad son, por tanto, algunas de las principales ventajas ofrecidas por esta solución. Con una mirada hacia el futuro, al crecimiento y a la eficiencia.

Leave a Reply